El Cocker Spaniel Inglés

DESCRIPCIÓN DEL COCKER

ESTÁNDAR (COMENTADO*) DEL COCKER SPANIEL INGLÉS

* Este estándar aquí publicado ha sido comentado por Antonio Rieiro, del afijo Nuncajamás, Cocker Spaniel Inglés. Desde aquí le agradecemos nos permita disfrutar de este excelente trabajo.

El estándar del Cocker Spaniel Inglés, fue redactado por primera vez en 1903. Desde entonces el estándar ha sido sometido a diversas revisiones, hasta llegar a nuestros días. La última actualización se realizó en el año 2012 y es la que publicamos aquí.

Sección Perros levantadores de caza
Fecha de reconocimiento a título definitivo por la FCI 10/04/1963
Idioma oficial original Inglés
Fecha de publicación del estándar oficial válido 08/10/2012
Estatus de la raza Reconocida a título definitivo
País de origen de la raza REINO UNIDO
Prueba de trabajo Sometida a una prueba de trabajo según la Nomenclatura de razas de la FCI

ORIGEN : Gran Bretaña.

FECHA DE PUBLICACIÓN DEL ESTÁNDAR ORIGINAL VÁLIDO : 08/10/2012.

UTILIZACIÓN : Perro levantador de caza.

CLASIFICACIÓN FCI : Grupo 8 Perros cobradores de caza, perros levantadores de caza, perros de agua.

Sección 2 Perros levantadores de caza.

Con prueba de trabajo.

BREVE RESUMEN HISTÓRICO: Los Cocker Spaniel fueron reconocidos como razas separadas del Field y el Springer Spaniel poco después de la formación del Kennel Club en 1873. Nació como el “cocking spaniel” que deriva de “flushing woodcock”. Como en diversas razas de perros de caza en la actualidad existen diferencias entre los perros utilizados para el trabajo y aquellos de show: el cocker de show es una versión más resistente y pesada que su colega de trabajo.

APARIENCIA GENERAL : Es un perro alegre, robusto, deportivo, bien equilibrado, compacto.

El Cocker Spaniel Inglés debería tener el cuerpo bien proporcionado y compacto y debería medir aproximadamente lo mismo desde la cruz al suelo como la cruz al nacimiento del rabo.

La descripción general de la raza, ya nos da las dos claves que se repetirán varias veces más adelante: robustez y alegría, atributos inseparables del auténtico Cocker. Además, nos dice que el Cocker está inscrito en el cuadrado, es decir que la altura y la longitud deben de ser más o menos iguales.

PROPORCIONES IMPORTANTES: La medida del suelo a la cruz y de ésta a la inserción de la cola es aproximadamente igual.

TEMPERAMENTO/COMPORTAMIENTO: De naturaleza alegre, su cola en constante meneo presenta un movimiento animado
típico, particularmente cuando sigue un rastro, no le teme a los matorrales espesos. Dócil y cariñoso, aunque lleno de vida y exuberancia.

CABEZA:


REGIÓN CRANEAL:
Cráneo: Bien desarrollado, bien modelado, no muy fino ni muy tosco.
Depresión naso-frontal (Stop): Bien marcada, situada a media distancia entre la punta de la nariz y el occipital.

REGIÓN FACIAL:
Trufa: Bastante ancha para que pueda desarrollar sus dotes olfativos.
Hocico: Cuadrado.
Mandíbulas / Dientes: Debe tener maxilares fuertes; mordida en tijera, es decir, que la cara interna de los incisivos superiores esté en contacto con la cara externa de los incisivos inferiores y colocados en ángulo recto con los maxilares.
Mejillas: No prominentes.
Ojos: Llenos pero no prominentes. Deben ser de color marrón o marrón oscuro, pero nunca claros, excepto en el caso de ejemplares de pelaje color hígado, hígado ruano e hígado y blanco, en que éstos podrán ser de color avellana oscuro para armonizar con el pelaje. Su expresión es inteligente, dulce, pero bien alerta, brillante y alegre; el borde de los párpados bien pegado.
Orejas: De forma lobular, de inserción baja al nivel de los ojos. Extendidas deben llegar a la punta de la nariz, bien cubiertas con pelo largo y sedoso.

En la cabeza y su expresión reside parte de la magia del Cocker. Se suelen ver Cocker con cabezas estrechas, sin stop, lo que les da una apariencia ovejuna, o con hocicos alargados y puntiagudos, como de Collie, todo lo contrario a lo que debería ser. El hocico ha de ser cuadrado con belfos que cubran las comisuras de la boca y el stop bien marcado.

Junto a la cabeza gran parte del atractivo del Cocker reside en la expresión de sus ojos. Estos serán oscuros en todos los casos salvo en los Cockers de color chocolate en los que serán de color miel, en consonancia con la capa. No debemos confundir el párpado caído, que da una expresión un tanto bobalicona, con la falta de pigmentación del tercer párpado, cosa común en los Cockers ruanos pero que no es penalizada. La pigmentación de este párpado en ambos ojos será un valor añadido a nuestro Cocker.

La mordedura en tijera se da cuando los dientes del maxilar superior muerden ligeramente por delante de los del inferior. Si ambos están al mismo nivel se denomina en pinza, si los inferiores lo hacen por delante se llama prognatismo, y si son los superiores los que están exageradamente adelantados se denomina enognatismo. Todas estas mordidas se consideran defectos graves.

CUELLO: Moderadamente largo, musculoso. Se une con elegancia en las espaldas. Cuello sin papada.

Cada vez más se está tendiendo a criar Cocker con cuellos largos, ya que esto le da elegancia al ejemplar, pero no olvidemos que un cuello demasiado largo quita tipicidad al Cocker.

CUERPO: Fuerte, compacto.
Línea superior: Firme, horizontal. Desciende levemente desde el final del lomo hasta la inserción de la cola.
Lomo: Corto y amplio.
Pecho: Bien desarrollado, tórax profundo; no debe ser ni muy ancho ni demasiado estrecho en el frente. Costillas bien arqueadas.

Es decir, el máximo de perro en el mínimo espacio.

COLA: De inserción levemente más baja que la línea superior. Debe ser alegre en acción y llevada a nivel, nunca hacia arriba. Anteriormente la costumbre era amputar la cola.
Amputada: Nunca demasiado corta que no se vea, ni muy larga que interfiera en el incesante movimiento alegre cuando el perro está en
acción.

Se suele dejar un tercio como norma general. Como dice un famoso criador italiano "un cocker sin rabo es un cocker mudo", ya que este apéndice es el termómetro que nos dice el estado anímico de nuestro cocker en todo momento.


Sin amputar: Levemente curvada, de largo moderado, proporcionada al tamaño del cuerpo dando la apariencia de un buen balance general, idealmente no debe sobrepasar el garrón. Gruesa en la base, adelgazándose hasta una punta fina, con buen fleco correspondiendo al manto. Alegre en acción, llevada en el mismo nivel que la línea superior, no más arriba, ni más baja que demuestre timidez.

EXTREMIDADES:


MIEMBROS ANTERIORES:
Apariencia general: Rectos, de buenos huesos y suficientemente cortos para desarrollar fuerza concentrada; sin embargo, no deben ser
muy cortos para que no interfieren en el tremendo esfuerzo que se espera de este magnifico perro deportivo.
Hombro: Oblicuo y delgado.
Pies anteriores: Sólidos, de gato, con almohadillas plantares gruesas.

De nuevo el estándar nos habla de un perro fuerte y sólido. Las costillas amplias, patas con buen hueso, pecho amplio sin exageraciones (generalmente, en un Cocker adulto nos debe permitir pasar los cuatro dedos de una mano entre las patas anteriores), potencia concentrada, y lo que mejor describe la raza: PEQUEÑO, PERO FORMIDABLE PERRO.

MIEMBROS POSTERIORES:
Apariencia general: Anchos, bien redondeados y muy musculosos, de buenos huesos.
Rodilla: Bien angulada.
Articulación del Corvejón: Debajo de la articulación tibio-tarsiana, corto, que le permita desarrollar un fuerte impulso.
Pies posteriores: Sólidos, de gato, con almohadillas plantares gruesas.

Los pies serán redondos, gorditos y compactos, sin abrir dedos y paralelos mirando al frente, no abiertos hacia los lados.

MOVIMIENTO: Natural en su acción, con poderoso impulso que le permita al perro cubrir bastante terreno.

El movimiento es la prueba del algodón, si el perro está adecuadamente construido, su movimiento será potente y de zancada amplia abarcando el máximo terreno con cada una de ellas.

MANTO:


Pelo:
Liso, de textura sedosa, nunca áspero u ondulado, no muy profuso y nunca rizado. Las extremidades anteriores, el cuerpo y las extremidades posteriores por encima de los corvejones deben tener suficientes flecos.
Color:
Colores sólidos:
Negro, rojo; dorado, hígado (chocolate), negro y fuego, hígado y fuego. No se permite el blanco excepto una pequeña cantidad en el pecho.
Particolores:
Bicolores; Negro y blanco, naranja y blanco, hígado y blanco, limón y blanco. Todos con o sin moteado.
Tricolores:
Negro, blanco y fuego, hígado, blanco y fuego.

Ruanos: Azul ruano, naranja ruano, limón ruano, hígado ruano, azul ruano y fuego, hígado ruano y fuego.

Cualquier color o marca diferente de los mencionados arriba es indeseable.

TAMAÑO Y PESO:

Altura a la cruz aproximada:
Los machos entre 39 y 41 cm.
Las hembras entre 38 y 39 cm.
Peso aproximado: Entre 13 - 14,5 kg.

Que quede bien claro: El cocker spaniel ingles SOLO TIENE UN TAMAÑO, que es el que figura en el estándar. Los que criamos cocker acostumbramos a oír que el cocker tiene dos o tres tallas, que si es de talla grande o talla pequeña, ¿qué tamaño cría Vd.?, etc. Incluso los hay de pelo corto y de pelo largo. Repito: el cocker solo tiene un tamaño y un estándar, no existen cockers gigantes ni cockers enanos o toys, ni cockers de pelo corto, existen cockers defectuosos y fuera de estándar.

DEFECTOS

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.

Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

Ligero de huesos, hombros con poca inclinación, poca curvatura de costillar, mal movimiento, metacarpos o metatarsos débiles, corvejones débiles, pies extendidos o abiertos; frente fruncida, ojos pequeños o salientes o de mirada dura, mordedura prognática (cuando la mandíbula inferior sale fuera de la línea de la boca y los dientes inferiores están delante de los superiores) o enogmático (cuando, los dientes superiores están delante y no tocan la parte exterior de los dientes inferiores al morder); temperamento desconfiado o agresivo.

FALTAS: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro, y de la capacidad del perro para realizar su tarea tradicional.

Muy importante: el último apunte; no solo un buen cocker ha de tener una buena estructura, sino que también ha de tener un buen carácter, y ese debe de ser un criterio de selección tan importante como un elegante cuello, unos firmes aplomos o una cabeza espectacular. Un cocker mordedor o huraño NO ES UN COCKER.

FALTAS DESCALIFICANTES:
• Agresividad o extrema timidez.
• Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades
físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

N.B.:
• Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.
• Sólo los perros funcionalmente y clínicamente saludables, con la conformación típica de la raza, deberán usarse para la crianza.